Grupo hotelero francés revisará su cooperación con los madereros de Borneo

Tras la presión ejercida por los miembros del pueblo indígena de los penan en Borneo, la principal cadena hotelera de Europa, ACCOR, ha anunciado un estudio independiente de las operaciones de la compañía maderera Interhill.

En cooperación con Interhill, la empresa francesa ACCOR está construyendo un complejo hotelero en Sarawak, en la parte malaya de Borneo. Los penan llevan protestando veinte años contra la destrucción de sus bosques a manos de Interhill.

Setenta y siete penan firmaron una carta el pasado mes de abril dirigida al jefe ejecutivo de ACCOR, Gilles Pélisson. “Interhill está extrayendo madera de nuestros bosques en contra de nuestra voluntad declarada y sin nuestro consentimiento”, expresa la carta. “Sin nuestro bosque, nosotros los penan, no podemos sobrevivir”.

La organización suiza Bruno Manser desarrolla una campaña para que ACCOR renuncie a su proyecto con Interhill.

Firme la recogida de firmas contra la cooperación de ACCOR con Interhill.