El Gobierno investiga amenazas a un pueblo indígena aislado

Un equipo del Gobierno investiga las actividades de una empresa brasileña que está destruyendo la tierra que pertenece a los últimos indígenas aislados de Paraguay.

La empresa, Yaguarete Pora, está talando una región remota del "Chaco" paraguayo, el territorio ancestral de los indígenas ayoreo-totobiegosode. Después de la reciente publicación de fotografías de satélite que muestran la gran extensión de tierra talada, un equipo del Gobierno se ha presentado en la zona para conocer de primera mano lo que está ocurriendo.

Otro equipo del Gobierno intentó entrar en la zona hace poco, pero varios trabajadores de Yaguarete se lo impidieron. A finales de la semana pasada se canceló la licencia que la empresa tenía para trabajar en la zona.

Yaguarete quiere convertir la tierra de los totobiegosode en pasto para el ganado. Los totobiegosode son sólo uno de los 100 pueblos indígenas que se estima que hay en todo el mundo.