Indígenas ayoreo-totobiegosode justo tras el contacto en 2004
Indígenas ayoreo-totobiegosode justo tras el contacto en 2004
© GAT / Survival

Survival International ha enviado un informe de emergencia a las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de  los últimos indígenas no contactados de Paraguay. Sus bosques están siendo destruidos a una velocidad alarmante por empresas ganaderas brasileñas.

“Creemos que ésta es la amenaza más grave que enfrenta un pueblo indígena en estos momentos en el mundo”, afirma Survival en su informe al Enviado Especial sobre Asuntos Indígenas de la ONU, James Anaya.

“Si el Gobierno de Paraguay no toma medidas urgentes para detener la destrucción de sus bosques, las probabilidades de supervivencia de los ayoreo-totobiegosode son escasas. Survival le solicita a Usted que adopte medidas efectivas para asegurar que ellos puedan vivir en sus propias tierras según su propio modo de vida.”


Las tierras de los totobiegosode están siendo arrasadas por dos compañías brasileñas, Yaguarete Porá S.A. y River Plate S.A. La licencia ambiental de Yaguarete para operar en el área ha sido revocada recientemente por la SEAM.

“La experiencia indica que existe un riesgo inminente de encuentros violentos entre los trabajadores de las empresas y los totobiegosode, que podrían tener consecuencias funestas”, señala Survival en su informe a la ONU. “Los Totobiegosode son además extremadamente vulnerables a toda forma de contacto con personas foráneas debido a su falta de inmunidad contra enfermedades.”

Survival es una organización internacional sin ánimo de lucro, con miles de simpatizantes en más de 80 países. Estima que los totobiegosode son apenas uno de los 100  pueblos indígenas no contactados en el mundo.

El Director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy: “Esta es una situación irónica. El Gobierno de Brasil asigna dinero para proteger a sus propios pueblos no contactados, mientras que al mismo tiempo se les permite a empresas brasileñas destruir las tierras y el sustento de otros indígenas no contactados en otros lugares. Esperamos que la ONU intervenga y ayude a impedir que los totobiegosode se extingan.”

Más información:
Laura de Luis
[email protected]
Tel. (00 34) 91 521 72 83