Niños ayoreo-totobiegosode en el campamento de la organización fundamentalista norteamericana Misión Nuevas Tribus, ocho años después de ser traidos del bosque.
Niños ayoreo-totobiegosode en el campamento de la organización fundamentalista norteamericana Misión Nuevas Tribus, ocho años después de ser traidos del bosque.
© Survival International

Miembros de quince organizaciones indígenas han escrito al presidente de Paraguay pidiéndole que salve a los últimos indígenas aislados del país.

“Nos alarma las reiteradas violaciones a los derechos indígenas y ambientales que se encuentra realizando la Empresa Brasilera Yaguarete Pora, quien esgrimiendo y manipulando figuras jurídicas se encuentra usurpando territorio tradicional del Pueblo Ayoreo Totobiegosode”.

“Solicitamos que su Gobierno a través de los Ministerios y Secretarias pertinentes, realicen acciones urgentes que garanticen la vida, bienestar y el territorio de los hermanos indígenas en aislamiento voluntario”.

Yaguarete Pora quiere la tierra de los totobiegosode para convertirla en pasto de ganado vacuno. La cantidad de tierra destruida se ha duplicado desde el pasado mes de mayo.

Se desconoce el número de indígenas no contactados totobiegosode, pero son extremadamente vulnerables a cualquier forma de contacto con foráneos debido a su falta de inmunidad ante la enfermedad.