La policía dispara a indígenas tupinambá

Varios indígenas tupinambá del estado brasileño de Bahía fueron disparados con pelotas de goma por numerosos policías federales armados que entraron sin previo aviso en su comunidad con motivo de un conflicto de derechos territoriales.

Los indígenas respondieron atacando un vehículo policial con palos de madera.

Gran parte de la tierra de los tupinambá les fue arrebatada, y desde el año 2000 han reocupado parte de ella. Pero tras el fracaso del Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno brasileño (FUNAI) a la hora de presentar un informe que identificara la tierra de los tupinambá ante el Tribunal Federal, los indígenas se encuentran bajo amenaza de expulsión. De hecho, tres comunidades ya han sido expulsadas.  

Los tupinambá han manifestado en una carta abierta: “Ellos atacaron a nuestros niños, lanzaron bombas, destruyeron nuestras casas, tomaron nuestras herramientas de trabajo, robaron nuestra comida y golpearon a nuestros ancianos. Y por encima de todo, mintieron a la sociedad diciendo que estábamos armados; si hubiéramos tenido armas de fuego, como ellos dicen, ¿acaso nos hubiéramos defendido con piedras, garrotes y flechas?”

Los tupinambá dicen que están dispuestos a resistir a toda costa. Muchas familias dependen completamente de la comida que cultivan en su tierra. Si el Gobierno no actúa inmediatamente, podría producirse un serio conflicto.

La policía ha señalado su presencia en el área con docenas de oficiales y vehículos, así como con dos helicópteros. Varios indígenas han sido arrestados en los últimos días y se teme que la policía federal pueda hacer uso de una fuerza excesiva.