Condenada una empresa que destruye tierra de indígenas aislados

Una empresa brasileña que está destruyendo el territorio del único grupo de indígenas no contactados de Paraguay ha sido condenada por un organismo de control gubernamental paraguayo.

La empresa, Yaguarete Pora, está ilegalmente devastando con excavadoras el bosque de los ayoreo totobiegosode, el único pueblo indígena aislado en América del Sur fuera de la cuenca del Amazonas. La “Contraloría General”, organismo de control gubernamental, abrió una investigación a Yaguarete tras una apelación el pasado diciembre por parte de POJOAJU, una asociación de ONGs paraguayas.

“La Contraloría General de la República (CGR) detectó causales para la cancelación de la licencia ambiental otorgada. (…) La CGR concluye que surgen indicios que ponen en duda la veracidad del estudio del impacto ambiental presentado por dicha finca, ya que él mismo ha obviado datos, desconociendo la existencia de comunidades [en la zona de trabajo], y el registro y declaración del territorio como Patrimonio Natural y Cultural (Tangible e Intangible) Ayoreo Totobiegosode” según una declaración de un organismo de control.

La Controlaría General concluye sobre la actuación de Yaguarete que “con este proceder se han violado derechos fundamentales de los pueblos indígenas (…)  establecidos y reconocidos en la Constitución Nacional.”

Los descubrimientos del organismo de control se producen justo después de la publicación internacional de fotografías satélite que muestran cómo Yaguarete Pora y otra empresa brasileña, River Plate, están arrasando el territorio totobiegosode a gran velocidad. La finalidad de dichas empresas es convertir la tierra en pasto de ganado para carne vacuna.

Indígenas totobiegosode contactados, el grupo de apoyo local GAT y toda una red de organizaciones paraguayas han hablado en defensa del territorio totobiegosode.