Danzas tribales en protesta masiva contra minera británica

El pasado lunes centenares de indígenas dongria kondh recorrieron la capital del estado indio de Orissa cantando y bailando, y portando sus armas tradicionales, para expresar su oposición a los planes de la minera británica Vedanta de excavar en su montaña sagrada.

Un gran desfile del pueblo indígena y sus partidarios serpenteó a través de la capital de Orissa, Bhubaneswar

La empresa británica Vedanta, que cotiza entre los principales valores de la bolsa londinense FTSE 100 y pertenece en gran parte al multimillonario Anil Agarwal, afincado en Londres, ha recibido luz verde por parte del Tribunal Supremo de la India para extraer aluminio en la tierra de los dongria. La minería destruirá los bosques y arroyos de los que dependen los dongria y convertirá su monte sagrado en un vertedero industrial.

El indígena dongria Jitu Jakesika declaró durante la manifestación: “seguiremos con nuestra lucha para salvar Niyamgiri a cualquier precio”.

El director de Survival Stephen Corry ha señalado que “si se necesitaba alguna prueba de que los dongria kondh están decididos a detener a Vedanta, podría ser ésta. Los dongria saben que la mina los destruiría. Vedanta debe tener en cuenta sus voces y retirarse de este proyecto”.

La semana pasada, Survival remitió un informe al Relator Especial de Naciones Unidas para asuntos indígenas afirmando que “la minería devastará lo que los dongria kondh consideran sagrado y los recursos naturales sobre los que construyen su identidad específica como pueblo”.

Muchos bancos británicos y fondos de pensiones invierten en Vedanta, incluido el fondo de pensiones de las universidades (USS), F&C, Barclays Bank, Abbey Nacional y HSBC, así como los consejos de Middlesbrough y Wolverhampton. Survival está desarrollando una campaña para que estos inversores se retiren de Vedanta.