Los yanomami denuncian a mineros ilegales

Dos comunidades indígenas yanomami han escrito al Gobierno brasileño, denunciando la invasión de su tierra por mineros ilegales de oro.

Alrededor de un millar de mineros de oro están trabajando de forma ilegal en la tierra de los yanomami, transmitiéndoles enfermedades mortales como la malaria, y contaminando los ríos y la selva con mercurio. La minería ilegal ha prosperado repentinamente debido al incremento del precio del oro.

Las cartas, procedentes de las comunidades del Alto Catrimani y Paapiú en el estado amazónico de Roraima, se han enviado al Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno brasileño (FUNAI). En ellas se denuncia que las comunidades están comenzando a padecer malnutrición, ya que la pesca escasea y el agua del río, debido a la contaminación provocada por la minería, no puede beberse.

Los yanomami conforman uno de los mayores pueblos relativamente aislados en América del Sur. Aunque su territorio está reconocido y ha sido ratificado en la legislación brasileña, su supervivencia está siendo amenazada. Terratenientes ganaderos están invadiendo y deforestando el ala este de su tierra, y una crítica asistencia médica no les está llegando debido a la corrupción e incompetencia de la Fundación Nacional de Salud brasileña (FUNASA).

Las cartas han sido promovidas por la asociación yanomami Hutukara. Todas ellas finalizan con un llamamiento urgente a las autoridades para que retire a todos los mineros de su tierra.

Ver vídeo del líder Davi Kopenawa Yanomami hablando sobre el impacto de la minería (en inglés).

Leer el contenido de las cartas (en portugués).