Gran incendio amenaza a bosquimanos del Kalahari

Los temores crecen entre los bosquimanos de Botsuana debido al gran incendio que atraviesa el Kalahari desde hace más de una semana y que no muestra signos de remitir.

El fuego avanza rápidamente a través de las extensas praderas secas al norte de la Reserva de Caza del Kalahari Central y está acabando con los melones, fuente de agua vital para los bosquimanos durante la estación seca.

Según el bosquimano Jumanda Gakelebone: “A veces se producen incendios, pero este es mucho mayor que los anteriores. La gente intenta apagarlo, pero se extiende demasiado rápido. La vida para ellos [los bosquimanos que viven en la reserva] va a ser muy, muy difícil porque los melones se quemarán”.

La amenaza es particularmente grave debido a que el Gobierno de Botsuana no permite a los bosquimanos acceder al agua de un pozo situado en la reserva. Los bosquimanos habían utilizado ese pozo como una fuente de agua segura durante décadas antes del que el Gobierno la destruyera como parte de su política para expulsarles de su tierra.

Se cumplen casi dos años desde que en un histórico juicio el Tribunal Supremo confirmó el derecho de los bosquimanos a vivir dentro de la reserva. A pesar de ello el Gobierno sigue prohibiéndoles el uso de cualquiera de los pozos que les daría acceso al agua vital.

Mientras tanto, se planea construir una enorme mina de diamantes dentro de la reserva, así como alojamientos turísticos. Ambos proyectos para poder funcionar necesitarán abrir pozos.