Indígena muerto tras primer contacto

Un indígena paraguayo, que hasta 1998 nunca había mantenido contacto con el mundo exterior, ha muerto de tuberculosis. Survival International considera su vida "un símbolo del destino de los pueblos indígenas de América desde la llegada de Colón".

La vida de Parojnai, indígena ayoreo-totobiegosode, cambió para siempre en 1998 cuando la destrucción de la selva del Chaco le forzó, junto a su mujer y a sus hijos, a mantener el primer contacto con el mundo exterior. Durante muchos años habían vivido huyendo, escondiéndose de las excavadoras que abrían claros y talaban la selva.

En una conversación con el investigador de Survival Jonathan Mazower, Parojnai contó: "corríamos de un sitio a otro. Parecía que la topadora [excavadora] nos estaba persiguiendo. Tuve que abandonar mis herramientas, mi arco y mi cuerda para ir más deprisa…Pensábamos que la topadora había visto nuestro huerto y que venía a comerse las frutas y también a nosotros".

Finalmente, Parojnai y su familia entraron en contacto con el conductor de la excavadora. Se acercaron a su casa, le abrazaron y le dijeron en su propia lengua: "No nos tengas miedo, somos gente buena". El hombre estaba aterrorizado, pero les dio agua y comida, y regaló a la mujer de Parojnai su camiseta de fútbol.

Mazower, que ha visitado a Parojnai y a su familia en 2003 y en 2007, explicaba hoy:

"La primera vez que estuve con Parojnai, ya estaba muy enfermo. Pero he visto fotografías suyas, del día después del primer contacto, y se encontraba completamente sano y en forma.

Para mí, la vida de Parojnai es un símbolo del destino de los pueblos indígenas de América desde la llegada de Colón. La pérdida de su tierra a manos de foráneos le obligó a renunciar a su independencia, y el contacto le provocó una enfermedad que al final le ha matado. Los últimos pueblos indígenas no contactados del mundo se están enfrentando en la actualidad a las mismas tragedias que los indígenas de hace 500 años".

Parojnai no conocía su edad, pero se cree que tenía unos 50 años.

Lee el relato de Parajonai sobre cómo era su vida antes del contacto.

Lee el relato de la mujer de Parajonai, Ibore, sobre el primer contacto de la familia.