Gem Diamonds puede excavar pozos de agua en tierra de los bosquimanos, mientras a estos se les niega el uso de su único pozo

Varios pozos de agua han sido abiertos en Botsuana para la preparación de una mina de diamantes en la Reserva de Caza del Kalahari Central (RCKC), mientras que a los bosquimanos que viven allí se les prohíbe recoger agua de su único pozo en la reserva.

Los pozos de exploración han sido construidos como parte del informe de impacto medioambiental que precede a la construcción de la mina de diamantes de Gem Diamonds, de 2.200 millones de dólares, y que estaría situada en Gope, una comunidad tradicional bosquimana que se encuentra dentro de la reserva.

Serán necesarios varios pozos para suministrar suficiente agua a la mina, a lo que hay que añadir cantidades inmensas de agua que se extraerán de ella.

Los bosquimanos de la reserva han solicitado al Gobierno de Botsuana que les permita volver a abrir un único pozo en Mothomelo, dentro de la reserva. El Gobierno lo desmanteló para “animar” al pueblo a trasladarse en 2002. Este pozo era la principal fuente de agua de los bosquimanos antes de que el Gobierno les expulsara ilegalmente de la reserva.

Los bosquimanos ganaron el derecho legal de regresar a sus hogares en diciembre de 2006, pero el Gobierno continúa haciendo que les sea casi imposible volver al no permitirles que usen un pozo de agua en lo que es un ambiente extremadamente árido e inhóspito.

Stephen Corry, director de Survival, dijo hoy: “Sólo hay una razón por la que el Gobierno permite a las empresas de diamantes excavar un número ilimitado de pozos y prohíbe a los bosquimanos usar sólo uno: la cruel venganza de un Gobierno decidido a mantener a los bosquimanos fuera de sus tierras ancestrales y a intentar hacerles pagar por su victoria en el Tribunal Supremo. Los diamantes de esta mina serán símbolo del odio, no del amor.”