Una asociación indígena considera las amenazas a pueblos indígenas aislados como una cuestión vital

Las amenazas que se ciernen sobre los pueblos indígenas aislados que habitan en las zonas más remotas de la cuenca del Amazonas han sido calificadas como un “asunto de vital importancia” por la organización indígena más importante del Amazonas.

“Ponen en riesgo a la vida individual y colectiva de los pueblos indígenas originarios que están en aislamiento voluntario y en situación de contacto inicial”, puede leerse en un comunicado de COICA (Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas). “Defenderemos los derechos de nuestros hermanos indígenas. Nadie más, ni el Gobierno, ni la sociedad civil, los está protegiendo adecuadamente”.

Las amenazas que cita COICA incluyen las exploraciones de gas y petróleo, la minería y la tala de árboles. Además considera que los países de América del Sur están “poniendo en venta” la cuenca del Amazonas sin el consentimiento de sus habitantes, e ignorando la legislación internacional sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Los pueblos no contactados son las más vulnerables de todas las comunidades indígenas debido a que no son inmunes a las enfermedades de los forasteros. El primer contacto es casi siempre catastrófico, y a menudo conduce a la muerte a un elevado porcentaje de los miembros de pueblos recién contactados.