Indígenas del Valle del Javarí mueren por falta de asistencia médica

Ocho indígenas, entre ellos cinco niños, murieron durante el mes de diciembre en el Valle del Javarí, en el estado brasileño de Amazonas. La organización indígena local, CIVAJA, ha culpado al Gobierno de dichas muertes, argumentando que ha fracasado a la hora de suministrar una asistencia médica adecuada a las comunidades indígenas.

Uno de los niños, que murió con seis años, tuvo que esperar dos días hasta que se envió un barco que lo transportase a la localidad de Atalaia do Norte, donde pudo recibir tratamiento. El centro de salud indígena existente en la ciudad, construido con capacidad para 35 personas, aloja actualmente a 150.

Los indígenas del Valle del Javarí advirtieron a principios del año pasado que las tasas de malaria y hepatitis en sus comunidades estaban fuera de control, y que los pueblos indígenas aislados de la zona estaban en grave peligro.

El Valle del Javarí es el segundo territorio indígena más grande de todo Brasil. Es el hogar de 3.000 indígenas, incluyendo las tribus kanamari, kulina, marubo, matsés, matis, korubo y tsohom djapá. Se sabe que al menos seis pueblos indígenas aislados viven en la remota región cercana a la frontera con Perú.