Visita de un chamán brasileño: "Comprar la selva no la salvará"

ÚLTIMA HORA

9 de julio de 2012

En relación a la publicación de esta noticia de Survival, Cool Earthnos ha pedido que aclaremos que ellos, de hecho, no compran tierra en la selva.
-—————————————

La visita a Londres de un célebre líder indígena yanomami del Amazonas brasileño va a centrar la atención en el aumento de reivindicaciones cada vez más exageradas por parte de organizaciones involucradas en proyectos para "comprar la selva", a pesar de que este líder ha condenado la idea como "inútil".

Rueda de prensa: 11:00 h., martes 16 de octubre, en St Ethelburga's, Bishopsgate 78, EC2N 4AG, Londres.
Sesión fotográfica: 15:00 h., 16 de octubre en Westminster Green (frente a las Casas del Parlamento)
*Visita al 10 de Downing Street para entregar una carta al Primer Ministro, Gordon Brown: 12:00 h., miércoles 17 de octubre

Davi Kopenawa Yanomami, chamán y ganador del premio Global 500 de la ONU, viene a Londres con su hijo para el lanzamiento de un nuevo informe de Survival sobre la situación de crisis en la salud de los pueblos indígenas. "El progreso puede matar" describe, por vez primera, de qué manera la separación de sus tierras conduce al colapso mental y físico de los pueblos indígenas. La presentación del libro se hará en la Cámara de los Comunes el 16 de octubre. Después, Davi viajará a Alemania para hablar con dirigentes políticos de allí.

Al hablar de la situación desesperada de la salud de su pueblo, Davi sostiene que la única forma de salvar la selva es salvando a los propios indígenas mediante el reconocimiento de sus derechos territoriales:

"Ustedes napëpë (blancos), hablan de lo que llaman ‘desarrollo’ y nos dicen que nos convirtamos en lo mismo que ustedes. Pero nosotros sabemos que eso sólo conlleva enfermedades y muerte. Ahora quieren comprar trozos de selva o plantar biocombustibles. Estas medidas son inútiles."

"No se puede comprar la selva; es nuestra vida y siempre la hemos protegido. Sin la selva, sólo hay enfermedad, y sin nosotros, es una tierra muerta. Ha llegado el momento de que comiencen a escucharnos. Devuélvannos nuestras tierras y nuestra salud antes de que sea demasiado tarde para nosotros y para ustedes."

El aumento de la preocupación sobre el cambio climático ha llevado a un incremento del número de organizaciones que compran trozos de selva como forma de ayudar a contrarrestar las emisiones de CO2. Una de las más conocidas es Cool Earth, de Mayfair, creada por el millonario hombre de negocios Johan Eliasch y el diputado Frank Field. Esta organización insta a la gente a que "proteja un acre" por 100 €, y les gustaría creer que de este modo ayudarán a contribuir a "salvar el mundo".

Sin embargo, nuevas investigaciones de Survival revelan que más de 162 millones de hectáreas de la selva del Amazonas ya han sido protegidas mediante su declaración como territorios indígenas. Esta cantidad supone 15.000 veces más territrio de selva que aquel que contempla el proyecto de Cool Earth.

La investigación llevada a cabo por científicos brasileños y estadounidenses muestra que la forma más efectiva de parar la tala en el Amazonas es proteger las tierras de los indígenas, que ocupa un quinto del Amazonas brasileño. Pero las tierras de muchos pueblos indígenas siguen sin estar protegidas.