Descubiertas evidencias de pueblos no contactados

Evidencias del último pueblo no contactado al sur de la cuenca del Amazonas han sido descubiertas por otros miembros del pueblo indígena en Paraguay.

Se ha visto huellas y hogueras aún humeantes la semana pasada en la mitad occidental del corazón de su territorio. Los rastros han sido detectados por miembros de este pueblo indígena que viven dentro de los límites de la zona reclamada en contacto con el mundo exterior.

Las noticias han alarmado a los simpatizantes de los ayoreo, ya que el área está siendo objeto de una rápida y creciente deforestación.

Los ayoreo-totobiegosode han estado intentando proteger lo que queda de su selva ancestral desde 1993. Muchos de sus parientes todavía viven allí, evitando el contacto con foráneos. Todos los miembros del pueblo indígena, incluidos aquellos que han tenido contacto con no indígenas durante muchos años, dependen del bosque para sobrevivir.

Aunque el Gobierno de Paraguay está legalmente obligado a entregar el título de estas tierras a los ayoreo, sólo una pequeña parte ha sido devuelta a los indígenas, y ahora la deforestación ilegal es desenfrenada.

En agosto Survival entregó a las autoridades paraguayas 57.000 firmas de personas que exigían que diera sin más demora la titularidad de sus tierras a los ayoreo.

“Sabemos que los indígenas ayoreo se están viendo obligados a vivir huyendo mientras su selva está siendo talada a su alrededor. En el día en el que se espera que las Naciones Unidas apruebe finalmente la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el vergonzoso acoso al que están siendo sometidos los ayoreo demuestra el inmenso abismo que existe para muchos pueblos indígenas entre la vida real y las aspiraciones de la Declaración de la ONU”, denuncian desde Survival.

Más información:
Miguel Angel del Ser
[email protected]
Tlf: +34 91 521 72 83