Retirados los cargos contra los bosquimanos por cazar.

Veintiún bosquimanos de Botsuana, que fueron arrestados en junio y julio por cazar para alimentar a sus familias, celebraban hoy la retirada de los cargos contra ellos.

Comparecieron ayer ante un magistrado en Gantsi. Después de que un abogado presentara argumentos en su defensa, la policía retiró los cargos contra ellos.

Sin embargo, seis bosquimanos arrestados la semana pasada, también por cazar, esperan aún que su caso se celebre.

El pasado diciembre, el Tribunal Supremo de Botsuana dictaminó que los bosquimanos tenían derecho a vivir en sus tierras ancestrales en la Reserva de Caza del Kalahari Central, y que el Gobierno había actuado en contra de la ley en 2002 cuando rechazó concederles permisos de caza y después les expulsó de sus tierras.