Organismo de derechos humanos ejerce presión sobre el Gobierno en materia de pueblos aislados.

El organismo más importante de derechos humanos en América Latina, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha exigido saber lo que el Gobierno peruano está haciendo para proteger los pueblos no contactados que viven en el remoto Amazonas.

El llamado de la CIDH al Gobierno peruano se produce después de que la  Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, AIDESEP,
presentara dos apelaciones ante la Comisión este año.

La primera apelación se refiere a la Reserva Kugapakori-Nahua-Nanti en el sudeste del país donde la explotación de gas ha llevado al contacto forzoso entre los trabajadores de la compañía y los pueblos aislados. También existen informes de miembros de un pueblo siendo que está siendo desplazado forzosamente de sus hogares, así como el uso de megáfonos y de un helicóptero para entrar en contacto con otros.

La segunda apelación se refiere a la zona norte del Amazonas peruano, donde al menos dos pueblos aislados habitan. Barret Resources y Repsol YPF esperan desarrollar exploraciones petrolíferas allí.

A principios de este año la CIDH instó al Gobierno peruano a proteger a los pueblos aislados que habitan la Reserva Madre de Dios, también en el sudeste de Perú. En total, existe un estimado de 15 pueblos aislados distintos en Perú, todos ellos bajo una enorme amenaza.

Ve la nueva película de Survival sobre pueblos indígenas aislados.