El pueblo penan denuncia: "Nuestras selvas están desapareciendo"

    Nueve dirigentes penan de Sarawak, Malasia, dijeron a los asistentes al World Rainforest Music Festival, celebrado este mes, que la selva en la que habitan está desapareciendo.


“Mientras ustedes disfrutan de los sonidos de la selva, recuerden que nosotros sólo oímos los sonidos de las sierras y los tractores” dijeron los penan.


“A medida que nuestras selvas desaparecen, se reemplazan por palmeras de aceite y acacias. Estos nuevos bosques no nos proporcionan comida, agua, vivienda o medicinas. Sin nuestras selvas y tierras empobrecemos, perdemos nuestros hogares sin la esperanza de tener buenos trabajos y se roba el futuro y el patrimonio de nuestros hijos e hijas. Tenemos derecho a vivir en las tierras de nuestros antepasados, tal como hacen ustedes”.


Asimismo, los dirigentes penan se reunieron con funcionarios del Gobierno del estado de Sarawak para pedir que se reconozcan sus derechos territoriales y se dejen de emitir permisos de explotación forestal y de cultivo en sus tierras.
Los penan son cazadores-recolectores nómadas. Aunque ahora muchos están asentados en poblados, unos trescientos continúan viviendo una vida completamente nómada en la pluviselva.


    Grupos penan han establecido bloqueos en las carreteras que atraviesan su selva para impedir a los madereros que destruyan sus hogares.


    Según las leyes de Malasia y el derecho internacional, el pueblo penan tiene derecho a su tierra y debe ser consultado previamente a que se lleve a cabo cualquier explotación forestal, pero estos derechos son claramente violados.