El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas revisará el caso de Botsuana

Survival ha remitido un informe al Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el que se detalla el fracaso del Gobierno de Botswana a la hora de aplicar la sentencia de diciembre de 2006 en el caso de los bosquimanos del Kalahari.

El Comité se reunirá el lunes para considerar cuestiones relacionadas con el cumplimiento de Botsuana de la Convención Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Desde la sentencia de diciembre, el Gobierno de Botsuana no ha permitido a los bosquimanos cazar en la reserva; es más, 21 bosquimanos han sido arrestados recientemente por cazar. Tampoco les ha permitido llevar a la reserva sus pequeños rebaños de cabras ni extraer su propia agua. El Gobierno ha afirmado que sólo algunos de los bosquimanos expulsados podrá regresar y se ha negado a proporcionarles transporte.

El presidente de Botsuana ha visitado a muchos de los bosquimanos expulsados en un intento de persuadirlos para que no regresen a sus tierras.

El informe presentado por Survival concluye “a Survival Internacional le gustaría que el Comité pidiera al Gobierno de Botsuana que ejecute completamente la sentencia de diciembre de 2006 con espíritu de justicia y equidad con su gente”.

“A pesar de la sentencia del tribunal, el Gobierno de Botsuana todavía quiere mantener a los bosquimanos lejos de sus tierras ancestrales. Sólo se permite volver sin permisos a unos pocos, pero no pueden cazar, no pueden conseguir agua y no pueden tener sus pequeñas rebaños de cabras. En otras palabras, se les permite volver mientras no coman ni beban”, declaran desde Survival.

Si quieres saber más, puedes descargarte aquí el informe.