Detenida la actividad de una segunda petrolera a causa de los grupos indígenas no contactados

Preocupado por los pueblos indígenas no contactados que habitan en el norte del Amazonas, el Gobierno peruano ha detenido los planes de exploración petrolífera de la empresa estadounidense Barrett Resources.

Esta noticia se produce sólo unos días después de que el Gobierno adoptara una decisión similar sobre la actividad petrolífera en otra área cercana de la selva.

El Ministerio de Energía y Minas peruano no ha aprobado la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) presentada por Barrett sobre sus planes de desarrollo de una exploración petrolífera. Una de las razones principales de la decisión ha sido el que la empresa no haya tenido suficientemente en cuenta la presencia de grupos indígenas no contactados que habitan en la zona.

Tan sólo una semana antes, el Ministerio no había aprobado la EIA de Repsol YPF por motivos similares. Ninguna de las dos compañías podrá seguir adelante sin antes obtener la aprobación ministerial.

Se estima que en Perú existen 15 pueblos indígenas no contactados diferentes y todos ellos se encuentran bajo la amenaza de la extinción debido a las prospecciones petrolíferas y a la tala ilegal. Actualmente, la industria petrolera ha accedido al 70% de la Amazonia peruana.

Hace poco, el presidente del directorio de Perupetro (empresa estatal encargada de los contratos petroleros) provocó un escándalo al cuestionar primero la existencia de las poblaciones indígenas y al anunciar después sus planes para contactar con ellas.

Debido a su aislamiento, los pueblos indígenas son extremadamente vulnerables a la enfermedad, por lo que cualquier clase de contacto puede ser fatal.

El director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy que “Es una buena noticia pero, por supuesto, es sólo temporal. Ahora es necesario que el Ministerio prohíba la actividad petrolera en las áreas habitadas por los indígenas no contactados y que las empresas convengan en no acceder a aquéllas. El derecho internacional reconoce que éste es el territorio de los pueblos indígenas y también han de hacerlo así Barrett y Repsol YPF”.