Indignación ante los planes de Perupetro de contactar con indígenas aislados

La organización nacional de los pueblos indígenas del Perú ha condenado duramente los planes de la empresa estatal Perupetro de contactar a la fuerza con algunos de los últimos pueblos indígenas aislados del mundo, una iniciativa que les amenaza con la extinción.

"Ellos no desean tener ninguna vinculación con la sociedad nacional, y eso tenemos que respetar", afirmaba Alberto Pizango Chota, presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).

AIDESEP define la intención de contactar como un ataque" por atentar contra los derechos fundamentales de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario". Pueblos que son muy vulnerables por carecer de inmunidad ante las enfermedades de los no indígenas, haciendo que cualquier contacto con ellos pueda resultarles mortal.

La condena de AIDESEP se produce después de que el presidente de Perupetro, Daniel Saba, anunciara la existencia de planes para "consultar” a los pueblos indígenas no contactados sobre las posibles exploraciones de petróleo en su tierra. Perupetro es el órgano gubernamental responsable de la concesión de las licencias para la exploración petrolífera a las empresas del sector.

"No sabemos cuál es la posición de estos pueblos en aislamiento, nadie les ha consultado y en este estudio vamos a conocer qué opinan al respecto", comentó Saba.

Tras un primer contacto con extranjeros a mediados de los ochenta, más del 50% de los nahua no contactados murieron. Una tragedia similar tuvo lugar 10 años después con los murunahua.