Marcha al Parlamento para condenar las expulsiones de bosquimanos

Alrededor de 200 personas tomaron las calles en la capital de Botsuana, Gaborone, en protesta por la negativa del Gobierno a permitir el regreso de los bosquimanos del Kalahari Central a sus tierras ancestrales.

La protesta tuvo lugar 10 días antes de que el Tribunal Supremo de Botsuana decida el futuro de los bosquimanos en un juicio histórico.

Los manifestantes portaban pancartas en las que podía leerse: “El valor de la vida humana es mayor que el de la vida animal”, “Tierra y diamantes para la gente, no para las multinacionales”, “Permitid a los basarwa volver a casa ya”.

Akayang Magama, secretario general del partido de la oposición Botswana National Front (BNF), declaró que “el Gobierno está intentando imponerles una fórmula de asentamiento que les es extraña y que les convierte en dependientes de la ayuda alimentaria. Lo que equivale a su genocidio étnico y cultural y alimenta nuevos problemas de alcoholismo, prostitución y sida”.

ManifestaciónDurante el evento, se le
envió al Presidente Festus Mogae una recogida de
firmas exigiéndole que permitiera a los
bosquimanos el regreso
a sus tierras ancestrales
y que se convirtieran en copropietarios y codirectores
de la reserva de caza.

 

Participantes portando pancartas
durante la manifestación en Gaborone

La organización de los bosquimanos, First People of the Kalahari, aplaudió la
protesta. Y declararon en una rueda de prensa que tuvo lugar el viernes: “Esperamos que esto haga que el Gobierno escuche nuestros gritos: ¡queremos irnos a casa! Estamos muy contentos y animados con este apoyo”. Un gran número de bosquimanos viajó hasta Gaborone desde su reasentamiento en Nueva Xade para unirse a la protesta.

Manifestación 2     Líderes de la manifestación siendo     entrevistados por medios de                comunicación nacionales e                 internacionales.