Los indígenas denuncian la tala ilegal

Un grupo de indígenas ayoreo ha criticado arduamente a los terratenientes que están talando ilegalmente su territorio. Oficiales de alto rango del Gobierno han visitado las comunidades ayoreo para investigarlo.

El territorio de los ayoreo-totobiegosode fue incluido recientemente en la Reserva de la Biosfera Gran Chaco en un intento de protegerlo de los terratenientes, decididos a deforestar el área para apropiarse de todas sus maderas nobles.

La selva está protegida por medidas cautelares que ilegalizan cualquier actividad en ella, pero dichas medidas son violadas una y otra vez.

El área es el hogar de un número indeterminado de familias ayoreo, cuyo hogar selvático está siendo invadido desde todos los lados. Entre las empresas más delincuentes se encuentra Carlos Casado S.A., que se ha opuesto a los intentos por parte del Gobierno de comprarles la tierra para devolvérsela a los indígenas.

Los ayoreo denuncian "…el robo de nuestro monte y sus recursos, en especial, el corte de palo santo [valiosa madera noble] para postes y horcones. Este Sr. Peyrat [representante de Carlos Casado S.A.] se está volviendo rico, cada vez más rico con el robo que hace de nuestra madera."