Vista de los argumentos finales del juicio bosquimano en agosto

Los abogados que representan a los bosquimanos gana y gwi del Kalahari – que han llevado al Gobierno de Botsuana ante los tribunales para defender su derecho a vivir en su tierra ancestral – presentarán sus argumentos de conclusión al Tribunal Supremo de Botsuana el próximo mes de agosto.

Survival espera que se alcance un veredicto en septiembre u octubre.

El histórico juicio ha sido el proceso judicial más largo en la historia de Botsuana, a pesar de haber sido presentado por sus habitantes más pobres.

El último testimonio escuchado por el tribunal fue el de la testigo del Gobierno Pelonomi Venson la semana pasada. Venson asumió el cargo de Ministra de Medio Ambiente y Turismo en 2002, poco después del inicio de las expulsiones de unos 700 bosquimanos de sus hogares en la Reserva del Kalahari Central, que tuvieron lugar entre febrero y junio de aquel año. En contra de lo que se esperaba, la Ministra directamente responsable de la supervisión de las expulsiones, Margaret Nasha, no fue llamada a testificar por el Gobierno. No se dio explicación alguna de su no comparecencia.

Venson testificó que el Gobierno considera que la dependencia de la caza y la recolección no pueden se tomadas como parte de la "cultura" de un pueblo. Los bosquimanos gana y gwi consideran que cazar y recolectar son esenciales para su supervivencia como pueblos, tanto física como espiritualmente. Prohibirles cazar y recolectar en los campos de reasentamiento, que están fuera de la reserva, ha llevado a problemas de salud, desintegración cultural y casi total dependencia de las limosnas del Gobierno durante los últimos años.

Cuando se le preguntó por las razones del Gobierno para las expulsiones, Venson comentó: "Nuestro principal objetivo es una sociedad integrada. Queremos promover la integración".

Además, se preguntó a Venson en relación a las alegaciones de que los bosquimanos fueran expulsados porque el Gobierno pretendiera extraer diamantes en su tierra. Su respuesta fue: "Tal desarrollo podría tener lugar. Eso está abierto al debate. No puedo afirmar concluyentemente. Si el estado descubre minerales en cualquier lugar, será extraídos para beneficio de Botsuana". Dijo que no era relevante dónde se encontrasen dichos minerales porque "el interés principal – el del beneficio nacional – se antepondría a cualquier otra consideración".