Testigo del Gobierno incapaz de probar las alegaciones

En la reanudación ayer del juicio de los bosquimanos gana y gwi contra el Gobierno de Botsuana, la testigo gubernamental Kathleen Alexander fue incapaz de sostener su alegación de que el ganado de los bosquimanos estaba provocando enfermedades en los animales salvajes.

Ante las preguntas del abogado de los bosquimanos, Alexander fue asimismo incapaz de identificar alguna planta o animal que los bosquimanos hubiesen eliminado de la Reserva.

Cuando se le preguntó por la base científica de su argumentación de que el reducido número de ganado de los bosquimanos estuviera causando enfermedades en los animales salvajes, dijo: "Las mujeres paren. Sabemos que las mujeres paren y que los hombres no lo hacen. Sabemos que la enfermedad se transmite. Lo tomamos como un factor de riesgo, y es algo universal como lo es la gravedad o el respirar oxígeno. Por eso decimos que hay que mantener a los perros domésticos apartados de los animales salvajes".

Los bosquimanos han llevado al Gobierno ante los tribunales para reclamar su derecho a vivir en su tierra ancestral en la Reserva de Caza del Kalahari Central. El caso continúa.