Tribu bloquea una carretera como protesta por los asesinatos

El 2 de enero, la policía abrió fuego sobre una multitud, en su mayoría de la tribu Ho, que protestaban contra la construcción de una fábrica de acero en su tierra. Miles de indígenas de todo Orissa ya han perdido la vida debido a la industrialización. La masacre se ha convertido en el foco central  de los grupos opositores a los proyectos de minería  y de empresas de metalúrgicas.

Algunos testigos han asegurado que las manos de cinco cadáveres aparecieron amputadas, al regresar tras ser custodiadas por la policía.

Sonia Gandhi, presidenta del partido gobernante en la India, el Partido del  Congreso, tiene previsto visitar hoy Kalinganagar.