El Gobierno de la India prepara un ataque sin precedentes contra los derechos indígenas

Hombre jenu kuruba que fue disparado por guardaparques mientras recolectaba setas. Reserva de Tigres de Nagarhole, India.

Hombre jenu kuruba que fue disparado por guardaparques mientras recolectaba setas. Reserva de Tigres de Nagarhole, India.

© Survival

Mañana se celebra en Delhi una reunión que podría determinar el destino de hasta 8 millones de personas indígenas y otros habitantes de los bosques de la India.

Las conversaciones entre los estados y el Ministerio de Asuntos Indígenas se producen a raíz de la polémica orden de la Corte Suprema el pasado mes de febrero de expulsar a millones de personas cuyas reclamaciones territoriales hayan sido rechazadas.

La próxima vista sobre el caso en la Corte Suprema tendrá lugar el 24 de julio, cuando el jurado podría ordenar una vez más la expulsión de millones de personas. Todo esto sucede en un momento en el que los pueblos tribales de la India afrontan un ataque sin precedentes contra sus derechos.

El nuevo ministro de Medio Ambiente y Bosques de la India, que ha hablado en apoyo de las políticas de disparar en el acto, también intentará impulsar una propuesta de enmienda a la Ley de Bosques India de la era británica. Los cambios propuestos han sido descritos como más draconianos que los originales

El borrador de la enmienda, que se filtró a la prensa, fue redactado por altos funcionarios forestales, abogados y el CEO de WWF India, Ravi Singh. La nueva ley incluye:

- Un enorme programa de militarización de los bosques y de las reservas de tigres de la India, con miles de funcionarios armados de forma habitual.
- Otorgaría a funcionarios del Departamento de Bosques el derecho a disparar en el acto para “prevenir” delitos forestales y que gocen de inmunidad virtual frente a procesamientos.
- Otorgaría a funcionarios forestales el derecho a disparar, a buscar y apoderarse de propiedades y a detener a ciudadanos, mientras que la carga de probar su inocencia recaería sobre el acusado.
- Menoscabaría la legislación innovadora que pretendía reparar las “injusticias” históricas hacia los pueblos tribales de la India. Gobiernos estatales tendrían la capacidad de quitar derechos sobre los bosques en nombre de la conservación de la naturaleza.

En el Parque Nacional de Kaziranga de la India un nivel similar de militarización e impunidad para los guardaparques ha resultado en la muerte de 50 personas por disparos en tres años y un niño de siete años ha quedado mutilado de por vida. Un reciente documental holandés expone los abusos y las expulsiones en Kaziranga, cuyo parque cuenta con el apoyo de WWF (ya disponible en inglés).

Akash Orang quedó mutilado de por vida con solo siete años después de ser disparado por un guardaparques en el Parque Nacional de Kaziranga, India. En el parque se aplica la política de disparar en el acto.

Akash Orang quedó mutilado de por vida con solo siete años después de ser disparado por un guardaparques en el Parque Nacional de Kaziranga, India. En el parque se aplica la política de disparar en el acto.

© Survival

La relatora especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas ha criticado la orden de la Corte Suprema: “La premisa básica de esta sentencia, que trata a los pueblos tribales como residentes ilegales del bosque, es errónea: los pueblos indígenas son los propietarios de sus tierras y de los bosques”.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “A la conservación colonial le llevó tres o cuatro generaciones robar las tierras de entre unos 10 y 15 millones de personas indígenas por todo el mundo. India pretende ahora robar las tierras y el sustento de vida de 8 millones de indígenas y otros habitantes de los bosques en pocos meses, y dispararles si tratan de regresar a su hogar. La militarización de los bosques de la India se está llevando a cabo bajo la apariencia de una ley, redactada con WWF, supuestamente para ayudar a la conservación de la naturaleza. Una de las violaciones de derechos humanos más masivas del mundo se está planeando sin apenas voces de fuera de la India que se pronuncien en su contra”.