Parojnai Picanerai, hombre ayoreo-totobiegosode, en 2007. Murió de tuberculosis en 2008. Muchos otros ayoreos han fallecido a causa de enfermedades evitables que contrajeron a raíz del primer contacto.

Parojnai Picanerai, hombre ayoreo-totobiegosode, en 2007. Murió de tuberculosis en 2008. Muchos otros ayoreos han fallecido a causa de enfermedades evitables que contrajeron a raíz del primer contacto.
© Survival

Los pueblos indígenas de Paraguay se encuentran en estado de emergencia, según la Relatora Especial para los derechos de los pueblos indígenas de Naciones Unidas.

Un nuevo informe de la ONU encuentra “persistencia del racismo”, “discriminación” y un fracaso total por parte del estado paraguayo en el cumplimiento de los derechos territoriales de los pueblos indígenas.

El informe destaca la “masiva deforestación” de tierra perteneciente a los indígenas ayoreos aislados y advierte que la pasividad del Gobierno en la restitución del territorio a sus legítimos dueños pone sus vidas en grave peligro.

Survival International ha denunciado durante años la destrucción desenfrenada acometida por las firmas ganaderas Yaguareté Porã y Carlos Casado S.A. (esta última propiedad del gigante español de la construcción Grupo San José). La tala ya ha devastado buena parte del bosque de los ayoreos, el cual registra la tasa de deforestación más rápida del mundo. *

Los pueblos indígenas aislados son los más vulnerables del planeta. Para los últimos indígenas ayoreos no contactados, el bosque es su última esperanza para sobrevivir.

La ONU ha pedido a las empresas que detengan su actividad en la tierra de los ayoreos hasta que se resuelva la reclamación territorial de la tribu, pendiente desde hace dos décadas.

El estado paraguayo ha expresado su “firme compromiso (…) con la búsqueda de una solución rápida y sostenible” para la crisis territorial indígena. Sin embargo, un pronóstico preliminar para el Departamento de Asuntos Indígenas del país muestra recortes masivos de hasta un 40%.

Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas y tribales, declaró hoy: "Los ayoreos en aislamiento contemplan la extinción frente a sí. Esto no cambiará hasta que Paraguay cumpla sus propias leyes y devuelva la tierra a sus legítimos dueños. Desde luego, no es solo la supervivencia de los ayoreos la que está en juego. La destrucción del bosque del Chaco afecta a toda la humanidad. A la diversidad humana le acompaña la diversidad biológica. Y Paraguay está aniquilando a ambas”.

Lee el informe de la ONU (en español) .

  • El estudio, desarrollado por M.C. Hansen y otros (2013), se titula: ‘High-Resolution Global Maps of 21st-Century Forest Cover Change’. Analizaba datos satelitales obtenidos entre los años 2000 y 2012 y demuestra que Paraguay tuvo la mayor pérdida de territorio neto durante ese período.