Niño bosquimano y dos adultos son disparados por la policía

Los disparos que mataron la democracia

• Niño bosquimano y dos adultos reciben disparos por parte de la policía de Botsuana.
• Una familia camina durante días para atravesar el desierto y llevar noticias al mundo exterior.
• A los bosquimanos se les dice que al Gobierno no le importa si se mueren de hambre.

Tres bosquimanos, incluyendo un niño, han sido disparados y heridos en días recientes por la policía de Botsuana durante una serie de incidentes destinados a intimidar a los bosquimanos que aún sobreviven en la Reserva de Caza del Kalahari Central y expulsarles de allí de una vez por todas.

Kekailwe (de 7 años de edad) recibió un disparo en el estómago cuando la policía intentaba arrestar a su padre, al negarse éste a permitirles registrar su cabaña sin una orden de registro. Por otro lado, Kesodilo Ntwayamoga recibió un disparo por la espalda en cada pierna mientras se encontraba de pie con las manos en alto. Una serie de testigos han confirmado que la policía estaba intentando obligarle a decir que había estado cazando ilegalmente.

En el tercer incidente, Mokgakalaga Gaoberekwe recibió un disparo en la mandíbula y resultó herido de gravedad cuando intentaba junto con otros entrar en la Reserva de Caza para llevar agua y comida a sus familias el 24 de septiembre. Aún se está recuperando en el hospital.

El grupo de bosquimanos, que incluía a varios bebés y niños, fue atacado por policía muy armada y soldados siguiendo órdenes personales de Sydney Pilane, el abogado del Gobierno en el juicio del Alto Tribunal en el que los bosquimanos han reclamado derechos sobre su tierra. La policía lanzó gas lacrimógeno y abrió fuego sobre los bosquimanos desarmados. Muchos fueron golpeados y encarcelados durante varios días. El grupo incluía al ganador del Premio Nobel alternativo, Roy Sesana. Han sido acusados de reunión ilícita.

La policía está impidiendo a los bosquimanos regresar a sus hogares ancestrales dentro de la reserva. A los bosquimanos de la reserva les está prohibido cazar y recolectar, les ha sido cortado el abastecimiento de agua, y ahora se ven amenazados con la inanición después de que el Gobierno afirmara que sus cabras estaban enfermas (una afirmación invalidada por un grupo de veterinarios eminentes a nivel internacional). Las cabras que aún no han muerto por deshidratación han sido retiradas de la reserva por funcionarios de medio ambiente esta misma semana.

Hoy un pequeño grupo de bosquimanos ha emergido de la reserva tras haber escapado de la policía, que ha rodeado sus cabañas, y haber caminado durante tres días a través del desierto azotado por la sequía. Kangotla Kanyo ha dicho: "Mis compañeros y yo hemos salido de la reserva para decirle al mundo exterior que realmente estamos sufriendo sed y hambre. La policía permanece en nuestro asentamiento y no nos permite recolectar o excavar algo para comer. La policía ha dicho que el Gobierno les dijo que la gente de la Reserva de Caza del Kalahari Central debe sufrir sed y hambre para que abandonemos la reserva de caza. El policía llamado Dibuile nos dijo: 'Si mueren, al Gobierno no le importa. Este es el momento de demostrales que no son nada'."

Los funcionarios dijeron a los bosquimanos en 2002 que debían abandonar su tierra porque se habían descubierto diamantes allí. Todas las minas de diamantes de Botsuana son gestionadas por De Beers, que dispone de derechos sobre un gran depósito en la reserva.

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado: "El presidente de Botsuana, Mogae, ha corrido un tupido velo sobre la gran superficie de arena del Kalahari para que sus secuaces puedan intimidar a los bosquimanos en secreto. Pero el velo no ha silenciado los disparos que han vertido la sangre de un niño y dos hombres desarmados culpables de querer vivir en paz en su tierra ancestral. Estos disparos (por orden de un abogado) han matado cualquier pretensión de democracia en Botsuana. La gente a la que le importan los bosquimanos no debe apoyar a este régimen comprando diamantes de De Beers o yendo de vacaciones allí. Estos diamantes son comprados con la sangre de los bosquimanos".

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 91 521 72 83

Survival dispone de material fotográfico y audiovisual de calidad profesional.