Situación extrema para los bosquimanos, con la policía armada batiendo la reserva

Los bosquimanos gana y gwi que habían retornado a su tierra han recibido hoy la orden de abandonarla en un plazo de diez días. Policías armados y guardas de medio ambiente se encuentran acampados en la reserva de los bosquimanos, y amenazan con disparar a matar.

El comisario del distrito acudió hoy a las comunidades de la Reserva de Caza del Kalahari Central para comunicar el ultimátum del Gobierno.

Todos los bosquimanos de la reserva, exceptuando una treintena de ellos, fueron expulsados en 2002. Otros han regresado desde entonces, a pesar de la oposición del Gobierno, con lo que ahora son entre 200 y 250 personas las que siguen viviendo en su tierra. Varios centenares más, en los campos de reasentamiento, están desesperados por volver.

Esta actuación del Gobierno viene a desafiar el caso judicial abierto que supuestamente dictará si los bosquimanos tienen derecho a vivir en la reserva. Las noticias de las amenazas mediante las armas pondrán en un aprieto al Presidente de Botsuana, Festus Mogae, y a su Ministro de Asuntos Exteriores, Mompati Merafhe, que se dirigen a la sede de la ONU en Nueva York, donde está previsto que comparezcan ante la Asamblea.

El director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy: "Al Gobierno de Botsuana no le preocupan sus propios tribunales ni el estado de derecho, y mucho menos sus pueblos indígenas. Ahora, todas las minorías allí presentes se deben de sentir amenazadas."

"Nos aseguraremos de que la comunidad internacional no olvide a los bosquimanos y su sufrimiento. El mundo exterior no va a volver la espalda ante su destrucción, que ahora mismo equivale al genocidio. Aquellos que hacen turismo en Botsuana y los que compran diamantes a De Beers son ahora cómplices de éste, el mayor de los crímenes."

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 915 217 283

Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional.