Ataque a gran escala contra los bosquimanos: líderes encarcelados, niños arrestados, población tiroteada

Los líderes de la organización bosquimana First People of the Kalahari han sido arrestados y encarcelados. Éstos se encontraban en un grupo de 28 bosquimanos, incluidos siete niños, que fueron detenidos por la policía cuando intentaban entrar en sus tierras ancestrales, la Reserva de Caza del Kalahari Central. Su destino es ahora incierto.

Los bosquimanos estaban tratando de llamar la atención sobre la crítica situación que viven aquellos familiares suyos que aún siguen en la reserva.
Con la reserva precintada, todo tipo de caza prohibido, sus transmisores de radio confiscados, la prohibición del abastecimiento de agua y guardas de medio ambiente armados en todas las comunidades bosquimanas, los bosquimanos que aún permanecen en la reserva tienen pocas posibilidades de sobrevivir.

El último mensaje enviado por los bosquimanos de la reserva dice lo siguiente: "Están disparando por encima de nuestras cabezas, nos están golpeando, no sabemos si podremos aguantar."

Se sabe que se ha disparado al menos a dos bosquimanos; uno se está recuperando en el hospital y el otro está arrestado desde entonces.

El Gobierno ha vetado la entrada a la reserva a los periodistas. Un grupo de estadounidenses que se encontraba investigando denuncias de represión en la reserva, incluido el director de la organización Human Rights Watch, informan de que funcionarios del Departamento de Medio Ambiente les persiguieron, interrogaron, intimidaron y acosaron durante tres días, y, por último, les condujeron fuera de la reserva escoltados por guardias armados.

Esta oleada represiva es la culminación de la ofensiva gubernamental contra la resistencia de los bosquimanos a su traslado forzoso. Llega a pesar del hecho de que el juicio iniciado para establecer si la expulsión de los bosquimanos fue legal sigue aún abierto.

Rafael Runco, Presidente de Survival International, realizó hoy la siguiente declaración: "El Gobierno de Botsuana parece haber perdido totalmente los papeles. Criticado desde todos los frentes, sencillamente está arremetiendo contra el objetivo más débil: los bosquimanos a los que ha perseguido durante tanto tiempo. Lo que está haciendo ahora se acerca peligrosamente al genocidio: un intento sistemático de destruir a un grupo étnico."

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 915 217 283

Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional.