Caos en el Tribunal - abogado del Gobierno “arrestado” – La reserva de los bosquimanos cerrada por completo

Hoy día 1 de septiembre se ordenó el arresto y prisión  del abogado principal del Gobierno de Botsuana en el caso de los bosquimanos. En una de las escenas más extraordinarias nunca vistas en un Tribunal Supremo, el abogado Sidney Pilane, sin permitir que la policía le tocara, huyó en un vehículo conducido por un testigo del Gobierno, el Director-Ayudante de Parques. Por otro lado, el Gobierno anunció el cierre de la reserva de los bosquimanos a visitantes por "razones administrativas".

Como Consejero especial del Presidente, Pilane pudo pensar que estaba por encima de los magistrados de Botsuana. Rehusó repetidamente ponerse de pie cuando los jueces se dirigían a él. Se le advirtió dos veces que si no lo hacía se le citaría por desacato. Siguió con su negativa a ponerse de pie, dejando al Tribunal sin otra alternativa que enviarle a prisión. El Tribunal ordenó su arresto inmediato y que compareciese ante el Tribunal el lunes por la mañana. Este fue el climax del interrogatorio de Pilane al principal "testigo experto" del Estado, la ecologista estadounidense y ex—empleada del Gobierno de Botsuana Kathleen Alexander. Pilane le preguntó sobre materias que los jueces ya habían decidido que no serían tratadas. (Adjuntamos al final de la nota de prensa un relato pormenorizado de los acontecimientos de la mañana en el Tribunal).

Alexander no había ocultado su desprecio hacia los pueblos indígenas y cazadores-recolectores. Ella les quiere a todos fuera de cualquier área protegida para favorecer la vida animal. Repitiendo observaciones del Presidente, ella dijo que los pueblos indígenas debían evolucionar, defendiendo que la "cultura" no tiene nada que ver con tierras ancestrales y que ellos pueden desarrollarla en cualquier parte. Entre sus observaciones estaba su comparación de la endogamia entre animales "con lo que sucedió en la élite dirigente en Inglaterra. Los familiares de la Reina se relacionaban sólo entre ellos y no se mezclaban". Aunque ella considera que toda persona debería estar fuera  de las áreas protegidas, ella misma da clases a turistas estadounidenses, dentro de las reservas de caza, y cada uno paga 10.000 dólares estadounidenses, más propinas, por su viaje.

Reaccionando al hecho de que uno de los abogados de los bosquimanos es británico y que el pleito está financiado por donativos internacionales, Pilane dijo la semana pasada: "No queremos que Europa interfiera y nos diga lo que hay o no que hacer. Lamentamos su implicación en nuestros asuntos. Deberían dejarnos solos". El caso de los bosquimanos ya es el más largo y costoso en la historia de Botsuana, a pesar de ser los habitantes más pobres del país.

Survival reveló hace dos semanas las graves medidas tomadas contra los bosquimanos. Uno de ellos, que fue torturado recientemente por cazar, murió, otros han sido arrestados, a su propia organización no se le permite entrar en la Reserva, ni tampoco a sus abogados. Se han apostado guardas alrededor de la Reserva para impedir a los bosquimanos que regresen a su hogar. El Gobierno incluso ha cambiado la Constitución del país, eliminando el artículo en que se basaba la protección de los bosquimanos.

En estos momentos  el Gobierno  insiste en su determinación de trasladar a los bosquimanos y acabar con su modo de vida al anunciar que no se permitirá entrar en la Reserva a ningún visitante, "por razones administrativas", hasta nuevo aviso. A los bosquimanos que desafiaron al Gobierno y  regresaron a sus tierras después de ser expulsados en 2002 se les ha impedido usar los trasmisores de radio para hablar con el mundo exterior.  A partir de ahora, todo lo que les ocurra a los bosquimanos en la Reserva sucederá a puertas cerradas. El Gobierno está claramente molesto con los medios internacionales que han informado ampliamente de sus ataques a los bosquimanos. Los últimos periodistas en entrar fueron los del programa informativo más prestigiosos de la BBC "Newsnight".

En respuesta a los últimos acontecimientos, Survival llama a un total boicot del turismo en Botsuana y de sus diamantes, extraídos y comercializados por el Gobierno y De Beers.

Stephen Corry, director de Survival, ha declarado: "La Historia se escribe ahora mismo. El exterminio de tantos indígenas americanos y aborígenes australianos son algunos de los episodios más vergonzosos en la Historia  de los últimos siglos. Si el Gobierno de Botsuana no recapacita rápidamente, nuestro propio siglo verá el exterminio calculado y deliberado de los bosquimanos del Kalahari Central. Desgraciadamente los síntomas no son buenos, el Gobierno ya está siendo juzgado en su propio país. Su propio letrado ha huido de un arresto. Si el Tribunal cede, entonces este juicio significará algo más que el fin de los bosquimanos gana y gwi. El ‘Tribunal Supremo' de la opinión mundial es quizás la única esperanza que queda."

Más información:
Ana M. Machado
Tel. 91 5217283
[email protected]
Survival dispone de material gráfico y audiovisual de calidad profesional.
____________________________

Antecedentes a la orden de arresto del abogado del gobierno el 1 de septiembre de 2005

1. En julio de 2005 la Dra. Alexander y unos funcionarios del Gobierno entraron en la Reserva de Caza del Kalahari Central para realizar una inspección.
2. A los abogados de los bosquimanos no se les dio ninguna notificación de la visita y no tuvieron oportunidad de advertir a sus clientes si debían cooperar con la Dra. Alexander y los funcionarios.
3. Ellos se opusieron a la introducción de cualquier prueba de la Dra. Alexander sobre lo visto o realizado durante la inspección. El martes 30 de agosto, su protesta fue admitida, así que la Dra. Alexander no pudo presentar como prueba nada de lo que ella decía haber visto en julio.
4. El jueves 1 de septiembre, la Dra. Alexander llevaba siete días en el banquillo de los testigos. Todavía estaba siendo interrogada por el señor Pilane. El Sr. Pilane le preguntó si ella había visto animales enfermos en la Reserva y la Dra. Alexander dijo que sí. El abogado de los bosquimanos preguntó al Sr. Pilane que aclarase cuándo decía haber visto los animales enfermos para establecer así si la prueba estaba excluida por la decisión que el Tribunal había tomado el martes 30.
5. Cuando el Sr. Pilane se opuso a que el propio Tribunal interrogase  a la Dra. Alexander para aclararlo ella respondió: "En julio".
6. El Sr. Pilane solicitó un aplazamiento de cinco minutos, que fue concedido. Después del aplazamiento el Sr. Pilane no  compareció en la sala hasta después de que los jueces habían regresado y se habían sentado en el Tribunal.
7. Hubo entonces una discusión entre el Tribunal y el Sr. Pilane en el curso de la cual el Sr. Pilane se sentó. Cuando se le requirió que se pusiese de pie, él repetidamente declinó hacerlo. Se le ofrecieron dos oportunidades para explicar por qué  no debía ser citado por desacato, y no aceptó que estuviese incurriendo en ello. El Tribunal entonces dictaminó que sí estaba en desacato y que fuese inmediatamente arrrestado y llevado a prisión. Ordenó que el Sr.Pilane fuese traído de vuelta ante el Tribunal a las 9:30 h. del lunes, cuando el Fiscal General comparecería también. Después el Tribunal ordenó a varios policías adjuntos a la sala que arrestasen al Sr. Pilane. El rehusó acompañarles y se fue del Tribunal conducido en un vehículo del Gobierno.