Hay más de un centenar de pueblos indígenas no contactados en todo el mundo

Los pueblos indígenas no contactados rechazan todo tipo de contacto con foráneos. No son atrasados ni reliquias primitivas de un pasado remoto, si no que son nuestros contemporáneos y representan una parte esencial de la diversidad humana. Donde sus derechos se respetan, continúan prosperando. Pero su supervivencia peligra por la violencia, las enfermedades y el racismo.

Debemos actuar para evitar que sean aniquilados

 

Hay más de 100 pueblos indígenas no contactados en todo el mundo, desde la Amazonia hasta Indonesia, desde el océano Índico hasta el bosque del Chaco en Paraguay.Hay más de 100 pueblos indígenas no contactados en todo el mundo, desde la Amazonia hasta Indonesia, desde el océano Índico hasta el bosque del Chaco en Paraguay. © Survival

 

Guardianes

Territorio indígena de Tanaru, Brasil (hogar del hombre conocido como "El último de su tribu" o "El hombre del agujero").Territorio indígena de Tanaru, Brasil (hogar del hombre conocido como "El último de su tribu" o "El hombre del agujero").© Survival International
Los pueblos indígenas son los mejores guardianes del mundo natural, y las pruebas demuestran que los territorios indígenas constituyen la mejor barrera contra la deforestación. Esta imagen muestra la tierra de un pueblo indígena no contactado como una isla de selva verde en un mar de deforestación (la línea naranja marca el límite del territorio). Era el hogar de “el hombre del agujero”, último superviviente de su pueblo, fallecido en agosto de 2022. Probablemente los demás fueron masacrados por los terratenientes ganaderos que ocuparon su territorio.

La mejor forma de evitar la destrucción de la selva amazónica es defender los derechos de los pueblos indígenas no contactados.

 

Movilízate por los pueblos indígenas no contactados

 

Genocidio

Poblaciones enteras están siendo exterminadas por la violencia ejercida por los foráneos que les arrebatan sus tierras y recursos, y por enfermedades como la gripe y el sarampión frente a las que no tienen inmunidad.

 

 

Mataron a mi madre, a mis hermanos y hermanas, y a mi mujer.
Awá, Brasil

No sabíamos lo que era un catarro. La mitad de nosotros murió. La mitad de mi pueblo murió.
Murunahua, Perú

 

  • Estos indígenas no contactados sapanawas emergieron de la selva en 2014, después de que unos foráneos masacraran a la mayoría de sus ancianos. Fueron tantos los asesinados que no pudieron enterrarlos a todos y muchos cuerpos se convirtieron en alimento para los buitres.

    © FUNAI/Survival

  • Desde que los akuntsus fueron forzosamente contactados en los años 70, los foráneos han intentado acabar con ellos en repetidas ocasiones. En esto momento ya solo sobreviven tres akuntsus. Cuando ellos también mueran, este pueblo indígena se habrá extinguido para siempre.

    © Fiona Watson/Survival

  • Boa Senior era la última superviviente del pueblo indígena bo, del archipiélago Gran Andamán (India). Con su muerte en 2010 se consumó la aniquilación de su pueblo y la extinción de su lengua. Cuando los británicos colonizaron las islas Andamán entorno a 1850, los dos y otros pueblos indígenas vecinos sumaban 5.000 granandamaneses. La mayoría fueron asesinados o murieron a causa de las epidemias introducidas por los colonos, hoy sobreviven menos de 60 granandamaneses.

    © Alok Das

  • Casa y huerto de un indígena no contactado en Brasil. Se piensa que es el único superviviente de un pueblo indígena masacrado por terratenientes agroganaderos hace décadas. Se le conoce como “el hombre del agujero” porque vive completamente solo en un pequeño terreno de selva, donde caba profundos agujeros para capturar animales o para esconderse de los foráneos.

    © J. Pessoa

  • Baita, un hombre piripkura, duerme en la selva brasileña. Los piripkuras eran una veintena cuando la FUNAI los contactó por primera vez a finales de los 80; muchos habían sido masacrados. Después del contacto regresaron a la selva. La hermana de Baita, Rita, vive ahora fuera de la selva, y Baita y su sobrino Tamandua mantienen contactos esporádicos con un puesto de la FUNAI. Nadie sabe cuántos piripkuras más siguen viviendo en su territorio, que está siendo invadido.

    © Jair Candor/FUNAI


 

Por favor, actúa

 

Diversidad

Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en 2010. Hombres pintados con tinte vegetal rojo y negro observan la avioneta de las autoridades  brasileñas.Indígenas no contactados en Brasil vistos desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en 2010. Hombres pintados con tinte vegetal rojo y negro observan la avioneta de las autoridades brasileñas.© G. Miranda/FUNAI/Survival
Los pueblos indígenas no contactados han desarrollado formas de vida en gran parte autosuficientes y extraordinariamente diversas. Aportan una enorme riqueza a la diversidad humana.

Los indígenas awás no contactados de la Amazonia brasileña utilizan la resina del árbol de la massaranduba para hacer fuego con el que iluminar sus hogares y cazar por la noche. Son capaces de construir una casa en solo unas horas, a base de lianas, hojas y ramas de árboles.

Los kawahivas no contactados construyen complejas escaleras en los árboles para recolectar la miel de las colmenas y fabrican trampas para pescar en los arroyos que hay junto a sus campamentos.

Un hombre indígena no contactado, último superviviente de su pueblo, al que se conocía como “el hombre del agujero”, excavaba profundos hoyos donde coloca objetos punzantes para capturar animales.

 

Actúa ahora

 

Conocimiento

Asentamiento de indígenas no contactados, Valle de Javari, Brasil, 2011.Asentamiento de indígenas no contactados, Valle de Javari, Brasil, 2011.© Peetsa/FUNAI/CGIIRC Archive
El conocimiento de los pueblos indígenas no contactados es irremplazable y se ha desarrollado a lo largo de miles de años.

Tienen una profunda comprensión de su mundo natural basada en su sabiduría botánica y zoológica, y demuestran soluciones únicas para vivir de forma sostenible. Muchos de los fármacos que se utilizan en la medicina occidental tienen su origen en ellos y han salvado millones de vidas. Es probable que los pueblos indígenas aislados tengan la llave de muchos más secretos de su selva..

 

Únete al movimiento por los indígenas no contactados

 

  • Indígenas no contactados masco-piros en la orilla de un río cerca del Parque Nacional del Manú, en Perú, 2011.

    © Jean-Paul Van Belle

  • Refugios construidos por indígenas no contactados en Perú.

    © C Fagan/Round River Conservation Studies

  • Indígenas no contactados en Brasil avistados desde el aire durante una expedición del Gobierno brasileño en 2010. Las imágenes muestran a una comunidad sana y próspera, con cestos llenos de mandiocas y papayas frescas en sus huertos. También tienen cacerolas de metal y cuchillos, posiblemente procedentes de intercambios intertribales.

    © G. Miranda/FUNAI/Survival

  • Este hombre, pintado con bija (tinte de semillas de annato), está en la huerta de la comunidad, rodeado de palmeras y annatos. Acre, Brasil.

    © G. Miranda/FUNAI/Survival


 

Robo de tierras y contacto forzoso

Nos oponemos a los intentos por parte de foráneos de contactar a pueblos indígenas aislados. El contacto siempre es mortal, y la decisión de iniciarlo les corresponde solo a ellos. Quienes entran en territorio de indígenas no contactados les niegan esa posibilidad de decidir.

 

¡Actúa!

 

  • La minería, tanto de proyectos multimillonarios como de operaciones ilegales a menor escala, abre y contamina los territorios indígenas. El proyecto Gran Carajás, que incluye una mina (en la imagen), una línea de ferrocarril y una presa, dejó expuesto el noreste de la Amazonia a invasiones y a una violencia sin precedentes, y causó la muerte de muchos awá no contactados.

    © Peter Frey/Survival

  • Las presas hidroeléctricas, que se suelen presentar como alternativas de “energía verde”, están destruyendo vastas extensiones de tierra indígena. Una serie de megapresas en la Amazonia brasileña que cuentan con financiación internacional, como la de Belo Monte (en la imagen), amenazan la existencia de varios grupos de indígenas no contactados.

    © Ministro de Energía y Minas, Brasil

  • Los intentos se misioneros de forzar el contacto con pueblos indígenas no contactados podrían acabar aniquilándolos. En la imagen, un misionero sonríe a la cámara mientras se saca un “selfie” con un niño indígena no contactado que acaba de emerger de la selva. Este simple acto podría matarlo, porque es muy probable que le contagie gérmenes de enfermedades como la gripe o el sarampión frente a las que los pueblos indígenas no contactados no han desarrollado inmunidad.

    © FENAMAD

  • Al destruir la tierra de la que dependen para sobrevivir, la deforestación mata a los pueblos indígenas no contactados. El Chaco paraguayo, el último refugio de los indígenas ayoreo no contactados, está siendo devastado por una de las tasas de deforestación más rápidas del mundo.

    © Rodrigo Baleia

  • La actividad agroganadera roba y explota la tierra de pueblos indígenas no contactados. El ganado pasta en tierra de los indígenas no contactados kawahivas de Brasil, mientras ellos se enfrentan a la extinción. Y viven en una huida constante, luchando por sobrevivir.

    © Survival

  • Vastas extensiones de tierra en la Amazonia, que una vez estuvieron pobladas por centenares de pueblos indígenas no contactados, están abiertas a plantaciones a gran escala. En Brasil la bancada ruralista anti-indígena en el Congreso alienta todo esto, y está presionando para debilitar drásticamente los derechos territoriales indígenas duramente conquistados.

    © Rodrigo Baleia

  • Esta región es el hogar de los indígenas no contactados nahuas, nantis, matsigenkas y mashco-piros. La construcción del gasoducto de Camisea se abre a través del corazón de la selva de los indígenas no contactados en Perú. En la historia reciente, otros proyectos de hidrocarburos similares han matado a incontables indígenas no contactados y suponen una clara violación de las leyes nacionales y del derecho internacional.

    © A. Goldstein/Survival

  • El furtivismo amenaza la supervivencia del pueblo indígena sentinelés de la India, Si sus recursos se agotan, las consecuencias podrían ser catastróficas.

    © A. Justin


 

Todos los pueblos indígenas no contactados se enfrentan a una catástrofe a menos que su tierra sea protegida. Están oponiendo resistencia a la invasión y destrucción de sus tierras, y estamos haciendo todo lo que podemos para garantizar dicha protección, para garantizar que los invasores son expulsados y para que tengan la oportunidad de decidir su propio futuro.

 

Infórmate sobre los casos más críticos de pueblos indígenas no contactados que corren el riesgo de resultar aniquilados de forma inminente:

1.    Ordenanzas de Protección Territorial, Brasil: los territorios de varios pueblos indígenas no contactados en Brasil están protegidos por una serie de restricciones de uso temporales, pero políticos y agroganaderos anti-indígenas ambicionan abrir estos territorios para la producción de carne de vacuno, la tala y la minería. 

2.    Ayoreo, Paraguay: los ayoreo-totobiegosode, el último pueblo indígena no contactado de América del Sur fuera de la Amazonia, siguen resistiendo en una isla de bosque cada vez más reducida, mientras las topadoras (excavadoras) que deforestan la tierra para los ganaderos avanzan rápidamente hacia ellos.

3.    Pueblos indígenas no contactados, Perú: tras años de trámites, el Gobierno peruano aún no ha firmado la legislación de varios territorios indígenas de los que dependen los pueblos indígenas no contactados y recién contactados (PIACI) para sobrevivir.

 

Preguntas y respuestas frecuentes:

¿A qué nos referimos con “pueblos indígenas aislados” o “no contactados”?

A pueblos indígenas que no tienen ningún contacto pacífico con nadie de la sociedad mayoritaria o dominante. Puede tratarse de pueblos enteros o de grupos pequeños de pueblos ya contactados que permanecen aislados.

¿Significa esto que no tienen contacto con nadie más en absoluto?

No. Todo el mundo tiene vecinos, incluso cuando están a cierta distancia, y saben quiénes son. Si es otro pueblo indígena, tal vez también no contactado, puede que tengan o no relaciones amistosas con ellos.

¿Alguna vez han tenido contacto?

En algunos casos, es probable. Algunos puede que hayan estado en contacto con la sociedad colonizadora en el pasado y que después se retrajeran para escapar de la violencia que generó el contacto. Algunos puede que fueran parte de pueblos indígenas más numerosos, pero que se separasen y se fueran de allí, huyendo del contacto.

¿Siguen viviendo como lo hacían hace siglos?

Nadie vive como hace siglos. Algunas comunidades amazónicas tenían incluso armas, obtenidas en intercambios entre tribus, antes siquiera de haber conocido a un no indígena. La mayoría de los pueblos indígenas aislados han usado alguna herramienta de metal que han encontrado, robado o intercambiado con sus vecinos, durante muchos años o incluso durante generaciones. Los pueblos indígenas de las islas Andamán, por ejemplo, usan trozos de metal provenientes de naufragios de barcos.

¿No son los pueblos indígenas no contactados sociedades prístinas?

No. Todos los pueblos cambian continuamente y siempre lo han hecho, incluidos los pueblos indígenas no contactados.

¿No les estamos negando los beneficios de la medicina occidental?

No. Los pueblos indígenas no contactados tienen un conocimiento inigualable de su entorno y de las plantas medicinales, que utilizan para tratar las enfermedades que les son conocidas. De hecho, muchas de nuestras medicinas provienen de su saber ancestral. Pero el contacto casi siempre conlleva la propagación de nuevas enfermedades frente a las que no tienen inmunidad, y es muy probable que estas sean mortales para algunos o muchos de ellos, aún a pesar de que se les proporcionen cuidados sanitarios de emergencia.

Si conocieran "nuestro" modo de vida, seguramente elegirían unirse a nosotros.

El futuro que les ofrece la sociedad colonizadora es casi siempre de desarraigo, miseria y marginalidad. La historia demuestra que, tras el contacto, la situación en la que quedan los pueblos indígenas es sumamente precaria, ¡si es que sobreviven!

No se les puede "dejar solos" para siempre

Si la alternativa es su destrucción, ¿por qué no? Nos oponemos a los intentos de los foráneos de contactar con pueblos indígenas no contactados. Los resultados son siempre letales. El inicio del contacto debe ser una decisión exclusivamente suya. Y para que puedan decidir y sobrevivir, la solución está clara: es vital proteger sus tierras para que puedan vivir como elijan.

 

¡Algunas propuestas!

No te pierdas la charla con nuestras expertas en pueblos indígenas no contactados, Sarah Shenker y Teresa Mayo:

Ver charla

Y si estás en las redes, mira y comparte este mensaje de nuestra investigadora Teresa Mayo desde el Chaco paraguayo, tierra de los ayoreo:

Ver vídeo

 

Más información sobre los pueblos indígenas no contactados:

- Cortometraje: "Indígenas no contactados"

- Información sobre indígenas no contactados, Perú

- Información sobre indígenas no contactados, Brasil

- Pueblo Awá, Brasil

- Pueblo Akuntsu, Brasil

- Pueblo Ayoreo, Paraguay

- Frontera amazónica de los no contactados, Perú

- Pueblos no contactados de la Sierra del Divisor, Perú

- Pueblo Kawahiva, Brasil

- Pueblo Jarawa, India

- Pueblos Sentineleses, India

- Artículo en El País: "Los últimos piripkuras"

- Artículo en La Vanguardia: "El indio del agujero refleja el genocidio silenciado de la Amazonia"

- Artículo en Democracia Abierta: "Los pueblos indígenas no contactados de Perú, en situación de emergencia"

 

Compartir

  • Facebook
  • WhatsApp
  • Copy