Departamento de Estado condena la expulsión de los bosquimanos

En un duro golpe a las afirmaciones del Gobierno de Botsuana, según las cuales la expulsión de los bosquimanos gana y gwi se llevó a cabo para ofrecerles "desarrollo", el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha criticado los campos de reasentamiento de bosquimanos calificándolos como "amenazados por la falta de empleo y el alcoholismo desenfrenado".

En su reciente informe anual sobre los derechos humanos el Departamento de Estado de los Estados Unidos afirma que el Gobierno de Botsuana "obligó [a los bosquimanos] a abandonar sus comunidades ancestrales en la Reserva de Caza del Kalahari Central". Denuncia que los bosquimanos "han continuado pasando dificultades" en los campos de reasentamiento en los cuales "la caza era escasa" y que muchos han regresado a la Reserva de Caza del Kalahari Central. Hace notar que los pueblos bosquimanos han "hecho un llamamiento al Gobierno para que reconozca su sistema de aprovechamiento de la tierra y para que les otorgue derechos territoriales".

El director de Survival, Stephen Corry, declaraba hoy: "Cada vez menos gente dentro y fuera de Botsuana da crédito a los argumentos del Gobierno de este país de que las expulsiones fueron voluntarias o de que los campos de reasentamiento constituyen 'desarrollo'. Sería muy sencillo detener el creciente aluvión de críticas internacionales sobre este tema y salvar la reputación de Botsuana: el Gobierno no tiene más que permitir a los bosquimanos volver a casa".

Texto completo en la sección de noticias de Botsuana [de la página web del Departamento de Estado de los Estados Unidos]: https://www.state.gov/g/drl/rls/hrrpt/2004/41589.htm