Un tribunal ratifica los derechos territoriales indígenas

Un tribunal federal brasileño ha mantenido el reconocimiento gubernamental del territorio indígena de Apyterewa, el hogar de los indígenas parakaná en el estado amazónico de Pará.

El presidente de Brasil, Lula, ratificó la demarcación de la tierra de los Parakaná en 2005. La firma del Presidente es, normalmente, el último paso legal de todo el  proceso. Pero las autoridades locales impugnaron la demarcación alegando que se verían obligados a trasladar a los trabajadores rurales, que el Gobierno había asentado previamente en dicho territorio.

El tribunal federal rechazó el intento de las autoridades locales de anular la demarcación.

Los pakaraná son unas 900 personas, que residen en dos territorios indígenas diferentes en los estados de Pará y Tocantins. Viven de la caza y del cultivo de mandioca, y su lenguaje procede de la familia del Tupí-Guaraní. Los parakaná que habitan en el territorio indígena de Apyterewa fueron contactados por primera vez en 1983 y 1984.