Observadores de derechos humanos critican el tratamiento de los bosquimanos por parte de Botsuana

La Comisión Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos (ACHPR), el organismo más importante del continente en materia de derechos humanos, está a punto de publicar su informe sobre los pueblos indígenas de Botsuana. En él, se critica severamente el trato que el Gobierno da a los bosquimanos, sobre todo a los gana y gwi de la Reserva de Caza del Kalahari Central.

El informe afirma que el Gobierno de Botsuana ha utilizado violencia física y “coerción e intimidación” para expulsar a los bosquimanos de la reserva, y recomienda al Gobierno que permita a las personas que deseen regresar a sus hogares, que lo hagan.

Condena enérgicamente el modelo de desarrollo que el Gobierno ha elegido para los bosquimanos gana y gwi. “[Los campos de reasentamiento] parecían campos de minas abandonados con escasa o ninguna actividad económica. En ambos campos, se veía claramente la presencia del alcoholismo, ya que se podían encontrar muchas personas (tanto viejas como jóvenes) borrachas… Estos campos de reasentamiento no ofrecen a ningún visitante un sentimiento de esperanza y futuro para sus residentes”.

Se subraya el racismo contra los bosquimanos: “Botsuana ha adoptado una actitud bastante peligrosa hacia el tema de las poblaciones indígenas. [Los bosquimanos] se enfrentan con la discriminación en forma de leyes y políticas del Gobierno, y dicha discriminación se manifiesta incluso en funcionarios públicos de alto rango”.

La misión expresó su preocupación sobre los derechos territoriales, percatándose que de todas las tribus, “los basarwa [bosquimanos] son los únicos que no tienen ninguna tierra comunal que llamar suya”. Recomienda que los bosquimanos adquieran derechos territoriales comunales ya que “esto es crucial para su supervivencia”.

Más información:
Ana M. Machado
[email protected]
Tel. 91 521 72 83