Los yanomamis lanzan una campaña internacional contra la invasión de mineros de oro y la propagación de COVID-19

Uno de los muchos sitios de minería de oro ilegales en territorio yanomami.

Uno de los muchos sitios de minería de oro ilegales en territorio yanomami.

© FUNAI

El pueblo indígena yanomami ha lanzado una campaña internacional para expulsar a 20.000 mineros de oro (garimpeiros) de sus tierras en medio de la pandemia del coronavirus.

Tres yanomamis han muerto a causa de la COVID-19 y decenas más están infectados. Se teme que la enfermedad pueda acabar con la vida de miles de yanomamis y afectar a varias comunidades ye’kwanas que también viven en el mismo territorio.

Una nueva investigación difundida como parte de la campaña revela que miles de yanomamis que viven cerca de las áreas afectadas por la minería ilegal en el Territorio Indígena Yanomami podrían infectarse, y que es la región más vulnerable al virus de toda la Amazonia brasileña.

Darío Yanomami de la Asociación Hutukara Yanomami: Nuestros chamanes trabajan sin parar contra la epidemia. Lucharemos y resistiremos. Para eso, necesitamos el apoyo del pueblo brasileño y del mundo entero.

Darío Yanomami de la Asociación Hutukara Yanomami: Nuestros chamanes trabajan sin parar contra la epidemia. Lucharemos y resistiremos. Para eso, necesitamos el apoyo del pueblo brasileño y del mundo entero.

© Fiona Watson/Survival

Dario Yanomami, de la Asociación Yanomami Hutukara, ha declarado: “Hacemos seguimiento de la enfermedad por COVID-19 dentro de nuestra tierra y estamos muy tristes por las primeras muertes de yanomamis. Nuestros chamanes trabajan sin parar contra la xawara [epidemia]. Lucharemos y resistiremos. Para eso, necesitamos el apoyo del pueblo brasileño y del mundo entero”.

La campaña #ForaGarimpoForaCovid ha sido lanzada por varias asociaciones yanomamis y ye’kwanas, y a ella se han sumado numerosas organizaciones de todo el mundo (listado al final).

El objetivo de los yanomamis es que 100.000 personas firmen una petición dirigida al Gobierno del presidente Bolsonaro para que expulse a los mineros de su selva, el mayor territorio indígena de Brasil. Esta región está en el punto de mira de la minería ilegal de oro desde la década de 1980. Las epidemias de malaria introducidas por los mineros en los años 80 mataron a una quinta parte de la población de la tribu en Brasil, y a muchos en Venezuela.

Los mineros han estado operando cerca de una de las comunidades yanomamis no contactadas, a cuyos integrantes se los conoce como los moxihatateas.

Los siguientes portavoces tienen disponibilidad para entrevistas:

Asociación Yanomami Hutukara
Dario Kopenawa
(solo en portugués, Survival puede traducir)

Survival International
Fiona Watson
(inglés, portugués y castellano)
[email protected] / +34 91 521 72 83

Instituto Socioambiental
Antonio Oviedo (autor del informe de la campaña)
[email protected] / +55 11 98943-8380
(inglés y portugués)

Instituto Socioambiental
Marcos Wesley (PRN)
[email protected] / +55 11 98309-3335
(solo portugués)

Los pueblos indígenas no contactados corren el peligro de ser aniquilados por enfermedades frente a las que no tienen inmunidad. Davi Kopenawa, líder yanomami conocido como “el Dalái Lama de la selva”, advirtió recientemente ante la ONU que los yanomamis no contactados podrían ser exterminados pronto si no se hace nada para proteger su territorio.

Se han avistado mineros de oro cerca de los moxihatateas (yanomamis no contactados). En la imagen, una de las casas comunales de los moxihatateas, vista desde el aire.

Se han avistado mineros de oro cerca de los moxihatateas (yanomamis no contactados). En la imagen, una de las casas comunales de los moxihatateas, vista desde el aire.
© Guilherme Gnipper Trevisan/FUNAI/Hutukara

Los garimpeiros parecen estar explotando el caos causado por el coronavirus y se han visto envalentonados por la postura pro-minería del presidente Bolsonaro, lo que se ha traducido en un aumento de la destrucción de las tierras yanomamis en marzo en comparación con la registrada en febrero.

Bolsonaro ha incentivado las invasiones en los territorios indígenas y ha presentado un proyecto de ley para abrir sus tierras a las actividades mineras y agroganaderas.

La directora de investigación y campañas de Survival, Fiona Watson, declaró hoy: “La supervivencia de los yanomamis como pueblo depende de que se expulse a los mineros. En este momento sus ríos están siendo contaminados con mercurio tóxico, sus bosques destruidos, sus hijos están muriendo de malaria y más mineros están invadiendo sus tierras aprovechando la pandemia del coronavirus. Se está desatando una catástrofe humanitaria”.

“Los yanomamis se enfrentan a 20.000 mineros de oro y a un presidente decidido a acabar con los pueblos indígenas del país”.

“Si el Gobierno no actúa de inmediato, podríamos presenciar nuevamente el terrible escenario vivido durante la fiebre del oro de los años 80, cuando una quinta parte de la población yanomami murió por enfermedades debido a la inacción del Gobierno”.

*Notas para periodistas: *

1. La campaña #ForaGarimpoForaCovid (#MinersOutCovidOut) es una iniciativa del Foro de Líderes Yanomami y Ye’kwana y de las siguientes organizaciones: Asociación Hutukara Yanomami (HAY), Asociación Wanasseduume Ye’kwana (SEDUUME), Asociación de Mujeres Yanomami Kumirayoma (AMYK), Asociación Texoli Ninam del Estado de Roraima (TANER) y la Asociación Yanomami del Río Cauaburis y Afluentes (AYRCA).

2. La campaña se está organizando con el apoyo de: APIB (Red de Organizaciones Indígenas del Brasil), COIAB (Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña), ISA (Instituto Socioambiental), Survival International, Greenpeace Brasil, Conectas Direitos Humanos, Amnistía Internacional, RCA (Red de Cooperación Amazónica), Instituto Igarapé, Rainforest Foundation US y Rainforest Foundation Norway.

3. En el marco de la campaña, el ISA y la Universidad Federal de Minas Gerais han publicado un informe sobre el impacto de las minas de oro en los yanomamis. Según su investigación, el 40% de los yanomamis que viven cerca de las minas de oro ilegales podrían infectarse con COVID-19.

4. El sistema de vigilancia por radar del ISA, Sirad, ha detectado un aumento en la actividad de la minería de oro. Los resultados de Sirad muestran que desde los primeros análisis se han detectado 1.925 hectáreas de bosque degradado por la minería ilegal. Sólo en marzo de 2020, 114 hectáreas de bosque fueron destruidas por los garimpeiros.

5. Tras una larga campaña internacional dirigida por Davi Kopenawa, Survival y la CCPY (Comisión Pro Yanomami), la tierra de los yanomamis en Brasil fue finalmente demarcada como el “Parque Yanomami” en 1992. Junto con el territorio yanomami en Venezuela, es la mayor superficie selvática bajo control indígena del mundo.