Email urgente

Supermercados: ¡dejen de fomentar el genocidio de Brasil!

© Survival

La agroindustria está en auge en Brasil. Poderosos agroganaderos y empresas multimillonarias se benefician de las megaplantaciones de soja, maíz y caña de azúcar, y de la producción de carne de vacuno. Están respaldados por el presidente Bolsonaro.

Estos gigantes de la agroindustria están robando las tierras de los pueblos indígenas, envenenándolos con pesticidas y obligándolos a vivir en asentamientos improvisados con tasas de desnutrición, enfermedades y suicidio cada vez más altas. Están quemando las selvas más biodiversas del Brasil y amenazando con exterminar a tribus no contactadas enteras.

Los indígenas de todo Brasil están pidiendo tu apoyo:

Pide a tu supermercado que deje de comprar productos de la agroindustria de Brasil hasta que los derechos indígenas sean respetados.

- Iremos rotando los supermercados a los que dirigir esta acción. Sigue #StopBrazilsGenocide y envíanos tus sugerencias.
- Puedes usar este texto o escribir tu propio mensaje para dirigirte a la tienda que elijas.
- ¿Y qué tal si tuiteas a tu supermercado? Recuerda incluir el hashtag #StopBrazilsGenocide



Para: Juan Roig, CEO Mercadona, y Juan Antonio Germán, Director de Relaciones Externas

Direcciones de envío:[email protected]

Estimados Juan Roig y Juan Antonio Germán:

Los gigantes de la agroindustria en Brasil roban las tierras de los pueblos indígenas, les envenenan con pesticidas y se ven obligados a vivir en campamentos improvisados con tasas de malnutrición, enfermedades y suicidios cada vez más altas; están quemando las selvas más biodiversas de Brasil y amenazando con exterminar a tribus no contactadas enteras.

La compra de productos de estos proveedores está fomentando el genocidio de Brasil.

Como consumidor preocupado, le insto a tomar medidas inmediatas. ¿Se comprometerían a suspender todas las compras de productos agroindustriales de Brasil hasta que se respeten los derechos de los indígenas?

Quedo a la espera de su respuesta.

Atentamente,