Email urgente

[email protected], podemos evitar que se queme la Amazonia

-

-
© Fiona Watson/Survival

Territorios indígenas se están quemando. Arden a medida que los invasores ilegales, alentados por el presidente de Brasil, Bolsonaro, deforestan tierras para las actividades agroganadera y maderera, y destruyen deliberadamente las tierras que los indígenas han cuidado y gestionado durante generaciones.

Sin sus selvas, los pueblos indígenas no pueden sobrevivir. Tribus no contactadas enteras de la Amazonia podrían ser aniquiladas.

Estos incendios no suponen únicamente una catástrofe medioambiental, sino que también son potencialmente genocidas. El momento de actuar es AHORA.

Únete a los pueblos indígenas en la lucha #StopBrazilsGenocide para parar el genocidio de Brasil: dile al presidente Bolsonaro y sus ministros que DEBE acabar con los incendios y proteger los territorios indígenas.

Los incendios en la selva amazónica, los humedales del Pantanal, la sabana del Cerrado y más allá no solo son una amenaza para nuestros aliados indígenas, sino también para toda la humanidad.

Los pueblos indígenas están en primera línea de la catástrofe. Como dice Sonia Guajajara: “Estamos poniendo nuestros cuerpos y nuestra vida al servicio de la preservación de nuestros territorios”.

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 10.000!



Para: Presidente Jair Bolsonaro, Ministro André Mendonça y Ministro Ricardo Salles

Direcciones de envío:[email protected][email protected][email protected][email protected]

Señor Presidente Jair Bolsonaro, Ministro André Mendonça y Ministro Ricardo Salles:

Señor Presidente Jair Bolsonaro, Ministro André Mendonça y Ministro Ricardo Salles:

Siento indignación y preocupación por los incendios que asolan territorios indígenas por todo Brasil. Los que destruyen la selva amazónica amenazan con aniquilar a los pueblos indígenas no contactados. Son los pueblos más vulnerables del planeta y sin sus selvas, no sobrevivirán.

Junto a los pueblos indígenas de todo Brasil, les insto a dedicar esfuerzos y recursos a la extinción inmediata de los incendios, llevar a los tribunales a los responsables de la quema ilegal de territorios indígenas, cumplir la Constitución brasileña y las leyes internacionales ratificadas por Brasil y asegurar la protección de las tierras de los pueblos indígenas no contactados y las de todos los pueblos indígenas.

Los ataques a los indígenas de su país constituyen una agresión al corazón y al alma de su nación y una amenaza para toda la humanidad.

Atentamente,