Email urgente

Salva el último bosque de los ayoreos

Mujer ayoreo. Sus familiares aislados se encuentran amenazados por la tala.

Mujer ayoreo. Sus familiares aislados se encuentran amenazados por la tala.
© Survival

Gran parte de la tierra del único pueblo indígena no contactado de América del Sur que vive fuera de la Amazonía continúa en manos de empresas agroganaderas que la han destruido a un ritmo frenético.

Los ayoreo-totobiegosodes no contactados de Paraguay viven en una huida permanente, escapando de los invasores y de los incendios, y totalmente cercados por la deforestación, que avanza sin freno sobre su cada vez más menguante isla de bosque.

Los ayoreos fueron forzados al contacto por misioneros e invasores en sus tierras. Como resultado, muchos murieron y los que hoy sobreviven sufren de mala salud. Ellos defienden el derecho y el deseo de sus parientes que viven aislados en el bosque a permanecer sin contacto.

“Sin que se proteja nuestra tierra, los [parientes no contactados] que decidieron quedarse en el bosque, dentro de muy poco ya no van a poder sobrevivir en el monte”, dice Orojoi, líder totobiegosode.

Durante más de 25 años, Survival ha hecho campaña por las reclamaciones territoriales de los ayoreos, y una parte de su tierra ha sido protegida. La CIDH también se ha pronunciado ordenando a Paraguay que proteja a la tierra de los ayoreos.

Pero los ayoreos necesitan ahora que sus aliados redoblemos la presión.
Ayúdanos a presionar al Gobierno de Paraguay para que el último pueblo indígena aislado del Chaco tenga la oportunidad de sobrevivir y decidir su propio futuro.

Si nuestro sistema de envío automático no te funciona puedes copiar el siguiente texto, o escribir el tuyo propio, para enviar un mensaje desde tu email a las direcciones disponibles en el campo “Direcciones de envío.”

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 10.000!



Para: Mr. Hugo Alberto Velázquez Moreno y Mr. Edgar Gustavo Olmedo Silva

Direcciones de envío:[email protected][email protected]

CC email addresses: [email protected] [email protected] [email protected][email protected]

Excelentísimo Sr. Vicepresidente de la República Hugo Alberto Velázquez Moreno y Sr. Presidente del INDI Edgar Gustavo Olmedo Silva:

Como bien saben, el territorio del pueblo indígena ayoreo totobiegosode (PNCAT) debería haber sido titulado a su nombre hace décadas, tal y como establece el derecho internacional, la legislación paraguaya y su propia Constitución.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos también ha requerido al Estado paraguayo que proteja el territorio de los ayoreos. Sin embargo, el Estado no ha cumplido con su responsabilidad y el núcleo de su territorio continúa repartido entre cinco empresas agroganaderas (Yaguareté Porã S.A., Carlos Casado S.A., River Plate S.A. BBC S.A e Itapoti S.A.), lo que constituye un peligro extremo para la supervivencia de los ayoreos no contactados.

La restitución de las tierras a sus legítimos dueños y asegurar la supervivencia del último pueblo no contactado de Paraguay, además de ser su obligación, también ayudará al país a luchar contra la descontrolada tasa de deforestación que sufre. Los pueblos no contactados son los mejores guardianes de la naturaleza. Al titular sus tierras, salvará sus vidas y su bosque.

Por favor, les insto a que actúen urgentemente para restituir la titularidad de la tierra al pueblo ayoreo totobiegosode y expulsen de su territorio a todos los invasores.

Atentamente,